Descripción

Chupetero con cuentas de madera natural pintadas a mano que sirve a la vez como mordedor.

La madera es apta para que el bebé se lo pueda llevar a la boca sin riesgo de atragantamiento ni intoxicación. El cierre es de seguridad así que si el bebé tira de él con firmeza, se abre fácilmente.

De todos modos, es aconsejable vigilarlo en todo momento y no dormir con collares, chupeteros y similares si no lo tenemos controlado.